Obra

Marea de mantas

Propongo la transformación de espacios abandonados recreando su significado anterior mediante una instalación artística.

El hospital psiquiátrico de Navacerrada (La Barranca) es el lugar elegido, debido al desuso pierde por completo su antigua identidad, mediante instalaciones basadas en el recorrido del agua juego con los tonos y las formas irregulares de las mantas clínicas, creando en el interior del edificio movimiento, cascadas y ríos, que de manera metafórica simbolizan el cambio o saneamiento mental y físico de las personas que habitaron este curioso lugar.

El proyecto duró aproximadamente 6 meses, en los que habitualmente visité el lugar. Ver, oir y tocar me ayudó a imaginar la atmósfera que se vivió en aquel inhóspito edificio, no solo intervine el espacio con instalaciones, también realicé fotografías en las que el paso del tiempo se hacía protagonista, como la luz del sol chocaba contra una antigua boca de riego y al cabo de unos meses esta misma era cubierta por una capa de nieve (estas fotografías marcan el principio y el fin del catálogo impreso).

Las piezas se configuran mediante un largo proceso en el que distintas técnicas como la instalación, la fotografía y el fotomontaje digital modelan parte del interior del edificio.

“Inicio” 
Fotografía
Soporte digital
2017
“Espacio I” 
Fotografía de instalación
Dimensiones variables
2017
“Espacio II” 
Fotografía de instalación
Dimensiones variables
2017
“Espacio III” 
Fotografía de instalación
Dimensiones variables
2017
“Esquemas para instalación” 
Collage sobre tabla
30x15cm / 30x15cm
2018
“Calma” 
Fotomontaje
Soporte digital
2017
“Catarata” 
Fotomontaje
100x70cm
2018
“Círculo cuadrado” 
Fotomontaje
100x70cm
2018